10 Junio 2018

RESPONSABILIDAD

Por mucho tiempo mis hijos y yo luchamos juntos en una terapia. Cada semana acordamos tratar de no discutir ni pelear, pero siempre fallamos.

Entonces encontré a FAMILIAS ANÓNIMAS, en donde los padres trabajan para resolver sus propios problemas. Aprendí lo que son mis propias responsabilidades y cuáles son las de mis hijos, y fue entonces cuando acabaron los pleitos.

Aprendí que no era mi responsabilidad el levantar a los niños en la mañana y de esa manera cesaron mis gritos. Descubrí que su ropa sucia es su propia responsabilidad. Ya no me quejo de tener que recoger su ropa sucia de debajo de las camas.

Siempre me sentí avergonzada si mis hijos no estaban impecablemente presentados. ¿Qué pensaría la gente de mí? Realmente no estaba preocupada por ellos si no por mí. Ahora puedo ver que si ellos se ponen la ropa sucia, esto no es reflejo de lo que yo soy. Muchas de las cosas por las que peleábamos estaban relacionadas con lo que yo pensaba que yo debería mostrar al mundo exterior.

El detergente para ropa, las bicicletas y la mayoría de los artefactos tienen sus instructivos. Los niños no. Yo tengo que contar con adquirir experiencia mientras experimento con mi vida y como padre. Mis mejores libros de enseñanza son la literatura proporcionada por los padres de FAMILIAS ANÓNIMAS y mis contactos con los propios padres de FAMILIAS ANÓNIMAS.

HOY ESTABLECERÉ RESPONSABILIDADES SALUDABLES SIGUIENDO EL CAMINO DE FAMILIAS ANÓNIMAS.