03 de Octubre de 2019

ACEPTACIÓN 

Aceptar no significa que tenga que ser un tapete. No tengo que aceptar lo inaceptable. Puedo esperar que otros respeten mis derechos como yo respeto los suyos.

Puedo trazar un cuadro claro de mis responsabilidades y dejar que otros cuiden las suyas. Cuando sufra, puedo quejarme. Me puedo alejar de una situación intolerable.

Para mí, aceptación significa que yo viviré mi vida en los términos de la vida. Ciertas realidades, tales como enfermedades, desastres naturales y como otros escogen vivir, están fuera de mi control. No puedo cambiarlos. Aceptar la realidad me acerca a mi meta que es la serenidad.

Hoy guardaré en mi mente la meta de la Serenidad, mientras peso lo que debo o no aceptar.